de lunes a viernes

de 7:00 a 19:00h

piruetas@piruetas.es

¿Cómo trabajamos?

Nuestras referencias pedagógicas son Piaget (constructivismo), R. Steiner (naturaleza del desarrollo), Howard Gardner (Inteligencias múltiples), B. Aoucouturier (psicomotricidad vivencial), Glenn Doman (Bits de inteligencia) María Montessori (ambiente preparado, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños).

Cada niño es único y dueño de su proceso de aprendizaje.
Cada cerebro es único gracias a su plasticidad neuronal, principalmente entre el nacimiento y los 6 años.

Respetamos el ritmo individual de cada niño, sin forzar capacidades ni adelantar cronológicamente etapas del desarrollo infantil.
El cerebro y el cuerpo aprenden cuando la estimulación temprana se produce en los periodos sensibles a ese aprendizaje.
La estimulación provoca adaptaciones del comportamiento si se lleva a cabo teniendo en cuenta la fase sensible y el principio de placer.
Entendemos que el proceso de enseñanza-aprendizaje debe ser activo y dinámico.
El cerebro aprende cuando el organismo tiene una intervención activa y se comprometen más áreas (inteligencias) en el proceso.

Contamos con un proyecto propio, sin utilizar fichas de editoriales con contenidos predeterminados, el niño es nuestra fuente de inspiración.
Las experiencias en las que interviene la emoción y el asombro son mejor memorizadas y en el futuro, el cerebro utiliza esa información con mayor frecuencia y eficacia.

Aseguramos el desarrollo integral y armónico de las capacidades físicas y cognitivas abarcando todas las áreas:

MOTORA

SENSORIAL

COGNITIVA

EMOCIONAL

ACTÚA

Ofrecemos la oportunidad de la acción, pues sólo a través de sus “acciones” el niño logrará transformar su mundo y construirse a sí mismo.

DESCUBRE

Guiamos el aprendizaje significativo para que, a través de la sensación, la percepción, el pensamiento creativo y lógico, el lenguaje y por supuesto, el juego el niño aprenda de su propia experiencia.

APRENDE

Repetimos, estructuramos y organizamos cada sesión para reafirmar el aprendizaje, conservar la información y potenciar la inteligencia.

Nuestros objetivos educativos son:

Que nuestros niños sean felices en sus vidas:

Enriquecer su mente, cuerpo y espíritu. Posibilitar el conocimiento de sí mismos, que sean independientes y sintiéndose capaces de mejorar siempre.

Crear la inquietud de aprender y descubrir como motor de crecimiento humano:

Favorecer la curiosidad, las ganas de explorar, de probar, de arriesgar, de ir más allá.

Que sean y lleguen a ser “personas grandes” y ciudadanos responsables:

Potenciar la capacidad de adaptación a situaciones cambiantes, concienciar sobre el respeto y cuidado de los espacios que compartimos, crear una sensibilidad ecológica.

Desarrollar la libertad y el respeto por el otro:

Escuchar, dialogar, reflexionar juntos, crear un clima libre de igualdad y confianza.

Despertar la necesidad de crecer sanos:

Aprender a cuidar su cuerpo, nutriéndolo con buenos alimentos, oyendo sus necesidades, desarrollando todos sus sentidos y expresando sus emociones y sentimientos.